• By
  • 0

DÍA MUNDIAL DEL CONSUMO RESPONSABLE.- El 15 de marzo de 1962, el presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy, proclamó los derechos de los consumidores e invitó a convocar este día como Día Mundial del Consumidor. Su finalidad es promover y practicar el consumo responsable de productos y recursos; considerando su impacto sobre el ambiente, la salud y la comunidad.

 

El día del Consumo Responsable es una fecha para pensar y promover los derechos de los consumidores, para elevar la voz y exigir que nuestros derechos sean respetados y protegidos, y para protestar contra los abusos y excesos. Consumir es un gesto cotidiano que nos da la oportunidad de impactar positivamente en nuestra sociedad.

 

En la actualidad el consumo desmedido provoca una sobre explotación del suelo, el agua, el aire generando así cambios en los sistemas de vidas locales y el agotamiento de los recursos naturales, al parecer ciertos modelos de producción no tienen en cuenta el cuidado del ambiente. Abaratar costos y ampliar beneficios ponen en riesgo especies animales, vegetales, etc.

 

 

A la hora de comprar te recomendamos te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Realmente me va a satisfacer una necesidad o un deseo?
  • ¿Es un producto de calidad?
  • ¿Qué tiempo me va a durar?
  • ¿Se puede reusar o reciclar?

 

Considera el uso cotidiano de la 4Rs, para mejorar el cuidado de nuestra naturaleza.

RECHAZA.- Los excesos, productos, envolturas que no te sean necesarias, en algún momento se convertirán en basura.

REDUCE.-  Antes de comprar pregúntate si lo que vamos a comprar realmente es una necesidad o compramos compulsivamente. Compremos solo lo que es necesario.

REUSA.-  En vista del agotamiento de los recursos naturales del planeta, busca alternativas, utiliza envases u objetos a los que se les pueda dar una segunda vida útil.

RECICLA.- Cuando acabe la vida útil de un producto, tiralo selectivamente de forma que se pueda reciclar, los productos pueden generar materia prima, para la elaboración de nuevos productos.

 

El Consumo responsable nos permite ser más coherentes con nuestras ideas de transformar la sociedad, seamos responsables con las futuras generaciones y no comprometamos los recursos de nuestros hijos por satisfacer nuestras necesidades.