• By
  • 0

El “Día del Campesino”, como tal, fue instaurado por el General Juan Velasco, Presidente de la República, en el marco de la promulgación de la Ley de Reforma Agraria el 24 de junio de 1969.

 

Inicialmente, la fecha fue establecida como “Día del Indio” por el Presidente Augusto B. Leguía, a través de un decreto supremo, promulgado el 23 de mayo de 1930.

 

Al ser modificada la denominación, se revalora el 24 de junio como fecha especial debido al significado que tuvo para la sociedad inca, pues acontecía el solsticio de invierno en el hemisferio sur (máxima declinación del sol), momento para adorar al dios Inti en la fiesta del Inti Raymi en el Cusco.

 

 

Importancia del Día del Campesino

 

Como país agrícola, el “Día del Campesino” posee una gran trascendencia cultural, histórica y social para el Perú, ya que la agricultura fue la mayor actividad en la economía de nuestros antepasados.

 

En la actualidad, la agricultura es el sector que genera mayor cantidad de mano de obra, y el que define grandes proyecciones para el crecimiento económico del país a través del trabajo de los hombres y mujeres campesinas que laboran en el campo y que buscan hacer el futuro con su esfuerzo.

 

Hoy en día, en un mundo globalizado y con la apertura de mercados, los hombres y mujeres del campo han mejorado su capacidad emprendedora a través de la asociatividad y la aplicación de mejores tecnologías que les permita incrementar el rendimiento de sus cultivos y mejorar la presentación y venta de sus productos.

 

Este lunes 24 de junio, se celebra el Día del Campesino en todo el Perú. Esta fecha fue creada para rendir homenaje al hombre y a la mujer del campo que trabajan arduamente en el sector agrícola, una de las principales actividades económicas que impulsa el desarrollo del país.